Picture
¿Sistema terapeútico alternativo para curar las emociones?

Las Flores de Bach son un sistema terapéutico dentro de las llamadas medicinas alternativas. Son concentrados de pétalos de ciertas flores, cuya esencia es obtenida por el “método del sol” y por ebullición.  
Su creador es el Dr Edward Bach, nació en Moseley , Birmingham, Inglaterra (1886-1936). Éra médico Homeópata, Bacteriólogo y Patólogo, pero abandonó la medicina ortodoxa para dedicarse de lleno a terminar su propio proyecto, después de que le fuera diagnosticada una enfermedad con mal pronóstico en 1917. 
 
El Dr Edward Bach pensaba que la medicina convencional envenenaba con medicamentos ó mutilaba con cirugías, y él estaba convencido que la enfermedad es producto de un conflicto entre el alma y la personalidad, que el estado mental y emocional del paciente es lo que produce la enfermedad, por lo que había que tratar al paciente y no a la enfermedad. Su filosofía éra “Curese usted mismo”. 
 
Después de leer el Organon del Dr Hanhemann , comenzó a experimentar y entonces creó los 7 nosodes (unos remedios homeopáticos). El Dr Bach 
siguiendo su “dictado interior” (1 Timoteo 4:1) sintió la necesidad de dirigirse al campo para compenetrarse con la naturaleza , donde eligió las flores para su sistema por intuición y por medio del tacto; en ocasiones se colocaba los pétalos en la lengua para percibir los efectos que según él, tenían las flores sobre su estado emocional. Fue basándose en sus propios estados de ánimo y en su mejoría al tomarlos como seleccionó los remedios. Años después concluye que consta de 37 flores y un agua de roca. 
 
Los 7 grupos emocionales 
 
El Dr Bach dividió su sistema en 7 grupos emocionales y el remedio rescate 
Remedios para los que sufren temor 
Remedios para los que sufren incertidumbre 
Remedios para los que no tienen interés en el presente 
Remedios para los que sienten soledad 
Remedios para personas hipersensibles 
Remedios para las personas desesperadas y abatidas 
Remedios para los que sufren por los demás 
Remedio Rescate 
 
Energía y Flores de Bach 
 
El principio curativo de las flores de Bach es el de medicina vibracional ó energética, donde la “energía” de la flor se obtiene al extraer la esencia de los pétalos de las flores para elaborar los concentrados, ésta energía es lo que entonces se supone cura la emoción negativa ó el malestar emocional. Las esencias florales No son un sistema científico. 
El Principio de que todo es “energía” es una creencia proveniente de religiones orientales principalmente y es a su vez uno de los principios de la New Age. 
 
Entonces las flores de Bach no son un remedio científico, sino un remedio espiritual de dudosa procedencia. La intención del Dr Bach era crear un sistema donde el ser humano fuera capaz de curarse a sí mismo. 
 
.."no solo deben emplearse medios físicos, ni sólo escoger los mejores métodos conocidos en el arte de curar, sino que nosotros debemos intentar por todos los medios eliminar cualquier defecto de nuestra naturaleza porque una curación completa al final proviene de nuestro interior…" Dr Edward Bach 
 
Ciencia y Flores de Bach 
 
La eficacia de las flores de Bach no está comprobada científicamente. Existen dos ensayos clínicos efectuados en dos Universidades uno en Alemania y otro en Inglaterra, que colocan a las flores de Bach como efecto placebo. Otros investigadores las han clasificado en el repertorio de las terapias metafísicas. El Dr Bach se dedicó a la salud emocional y espiritual de sus pacientes, sanaba también “imponiendo las manos” (pero no en el nombre de Jesús), creó su sistema de remedios florales para curar las emociones solamente , no la enfermedad física transformando entonces la medicina en un arte de curar místico metafísico y espiritual.  
 
Cristianismo y Flores de Bach  
 
Conociendo el principio curativo de las flores de Bach, veamos algunos ejemplos sobre el peligro de ésta terapia respecto a la Fé: 
Unas gotas de Aspen, Mimulus, Red Chesnut ó Rock Rose (flores para los miedos) no pueden proporcionar la Fé…con sólo tomarlas, …el miedo es falta de Fé, 
una persona entonces pondrá sus esperanzas en que la flor le calme los nervios y el miedo y se olvida de Dios, la Fe es un Don de Dios y un creyente no debe pensar ni mucho menos creer que la Fe venga embotellada en un frasco color ámbar. 
Otro ejemplo para ilustrar la incompatibilidad de las flores de Bach con nuestra fe cristiana es el uso de gotitas de holly ó willow para el rencor, los celos, el resentimiento y el sentirse víctima y maltratado por la vida, se pretende que entonces unas gotitas de éstos remedios produzcan el amor y el perdón, llevando al creyente a vivir una falsa esperanza y alejándolo cada vez más del Evangelio para poner toda su Fe en las gotitas…
Con ésta solución instantánea el creyente corre el peligro de poner su confianza en que el remedio le puede arreglar la vida y sus problemas de pareja o familiares por arte de magia, en vez de conocer la verdad del Evangelio y vivirlo, Amar a Dios sobre todas las cosas y perdonando hasta 70 veces 7 como nos enseña Jesucristo, y así todas y cada una de las flores le darían al hombre todo lo que necesita para deshacerse de los defectos de su naturaleza y poderse curar por si mismo. 
 
Jesucristo nos dice en el Evangelio: “ninguna cosa que de fuera entra en la persona puede hacerla impura; lo que hace impura a una persona es lo que sale de ella…”(Marcos 7,15 ). Las flores no son malas, lo que es contrario a la fe es el principio de que todo es energía y que la energía de la flor es lo que cura, pues ésta energía no existe, es una creencia que no pertenece al cristianismo y según ésta creencia se supone que la flor es una especie de antena que capta la energía cósmica o universal , lo cual no es verdad porque no está comprobado científicamente. 
 
Todas las prácticas de, magia o de hechicería mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre el prójimo -aunque sea para procurar la salud-, son gravemente contrarias al cristianismo (Deuteronomio 18:9-14). Estas prácticas son más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar a otro, recurran o no a la intervención de los demonios. Llevar amuletos es también reprensible. El espiritismo implica con frecuencia prácticas adivinatorias o mágicas.  
 
Por eso se advierte que se guarden de él. El recurso a las medicinas llamadas tradicionales no legítima ni la invocación de las potencias malignas, ni la explotación de la credulidad del prójimo.

 



Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply.